En este artículo descubrirá los cinco síntomas más comunes de las hemorroides. Si usted sufre de más de un par de estos síntomas – entonces es muy probable que tenga hemorroides.

En primer lugar, para aquellos de ustedes que no están seguros, permítanme explicar lo que son las hemorroides y luego pasaré a hablar sobre los cinco síntomas principales de las hemorroides.

En términos simples, las hemorroides son vasos sanguíneos inflamados dentro o alrededor del canal anal. Parecen bultos de tejido y pueden variar en color desde azul o rojo profundo hasta su color natural de piel. Las hemorroides se presentan en aproximadamente el 4% de la población estadounidense, y son más comunes en personas de edades comprendidas entre 45 y 65 años.

Con esto aclarado – pasemos a la explicación de los síntomas de las hemorroides.

  • Paso de heces con sangre: la mayoría de las personas que sufren de hemorroides experimentarán un grado de sangrado durante la defecación. Por lo general ven la sangre en la taza del inodoro después del paso de las heces o pueden ver signos de sangre en sus heces después de defecar o pueden advertir manchas de sangre en el papel que usan para limpiarse después de defecar. El sangrado sin dolor durante la defecación es el síntoma más común de las hemorroides.
  • Dolor: la variedad externa de las hemorroides generalmente es más dolorosa que las hemorroides internas. Esto se debe a que el área del cuerpo que está fuera y alrededor del orificio anal donde se sitúan es rica en nervios sensitivos de dolor. La pared interna del ano no está bien inervada con nervios sensitivos de dolor, por lo que las hemorroides internas no suelen ser dolorosas. Sólo causan dolor cuando crecen mucho y forman hemorroides prolapsadas.
  • Picazón: este es un síntoma muy vergonzoso, ya que este impulso por rascarse el ano puede ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento. La membrana mucosa de las venas hinchadas de las hemorroides puede secretar moco, el cual causa irritación de la piel alrededor del ano, lo que lleva a la urgencia por rascarse el área anal. Sin embargo, debe resistirse al impulso de rascarse, ya que esto puede provocar que las hemorroides se rompan y sangren, además de provocar irritación en las venas hemorroidales.
  • Falsa sensación de defecación incompleta: las hemorroides internas se pueden asociar con esta falsa sensación de urgencia por defecar, incluso cuando los intestinos están vacíos. Usted se sienta como si quisiera expulsar las heces, pero cuando se sienta en el inodoro no sale nada, este síntoma es conocido médicamente como tenesmo. Estos vasos sanguíneos inflamados en la pared interna del ano dan una falsa sensación de plétora, mientras mayor es la inflamación, mayor es la falsa urgencia por defecar.
  • Inflamaciones visibles alrededor del ano: las hemorroides externas se pueden ver a simple vista como inflamaciones externas alrededor de la apertura anal. Si no se trata de forma adecuada, se pueden formar coágulos de sangre dentro de estas inflamaciones externas, lo que provoca que se vuelvan extremadamente dolorosas y grandes. Esta condición se conoce como hemorroides externas trombosadas, cuando se vuelven trombosadas las pérdidas se vuelve de color negruzco.

Si usted está experimentando estos síntomas, lo más probable es que tenga hemorroides y necesita comenzar el tratamiento de forma inmediata con el fin de evitar complicaciones innecesarias. Lea mi publicación sobre el tratamiento homeopático H Milagro y cómo después de probar todo tipo de cremas y píldoras logré curar mis hemorroides en poco tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment