Existe una variedad de medicamentos que son usados en el manejo y tratamiento de las hemorroides. Algunos de estos sólo se venden con prescripción médica. Eso significa que sólo puede obtenerlos a través de su médico. Otros son de venta libre sin el uso de una prescripción. Ambos tipos de medicamentos tienen su espacio. Le daremos un vistazo a los más comunes en ambas categorías.

Sin embargo, antes de comenzar vamos a analizar la advertencia que siempre es necesaria:

Si usted tiene síntomas de hemorroides y decide darles atención en casa, tenga en cuenta que si sus “hemorroides” no han mostrado algo de alivio después de 7 días de tratamiento, debe consultar al médico.

Es posible que alguna vez haya tenido una complicación con sus hemorroides (prolapso, coágulo, infección, abscesos, etc.) que requiera la ayuda de un médico. O, es posible que tenga una condición distinta de las hemorroides que sea más grave y requiera intervención médica inmediata. Asegúrese de que sus “hemorroides” realmente son hemorroides.

Los medicamentos para las hemorroides que están disponibles con prescripción o de venta libre incluyen:

addEsteroides tópicos

 

Algunas cremas y pomadas para las hemorroides contienen corticosteroides, como hidrocortisona al 1%, y son de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés). O, el médico puede darle una prescripción para una forma más fuerte de cortisona que generalmente es de venta libre, como hidrocortisona al 2,5%, Anusol HC o Proctocort. El propósito de los esteroides es reducir la hinchazón y la inflamación, disminuyendo así el dolor.

addAnestésicos tópicos

 

Estos fármacos básicamente son agentes anestésicos y proporcionan alivio localizado y temporal para el dolor. Uno de los muchos medicamentos es la pomada Nupercainal. Todos estos fármacos funcionan bloqueando la sensación de dolor.

addAblandadores fecales

 

Estos medicamentos vienen en forma de pastillas o supositorios. Su propósito es el indicado: ablandar las heces para que su paso no cause molestias o esfuerzo indebidos.

Nota: los ablandadores fecales son diferentes a los laxantes. Como su nombre lo indica, los ablandadores fecales crean una masa fecal más blanda y húmeda que tiene menor probabilidad de traumatizar los vasos rectales a su paso.

Por otro lado, los laxantes fuerzan el intestino para que expulse su contenido. Los laxantes rara vez, por no decir nunca, son recomendados para el estreñimiento asociado con las hemorroides.

addFibra

Si bien la fibra, como el Metamucil, también tiene el efecto de ablandar las heces, además le añade volumen a la defecación, lo que es eficaz para estimular un paso fácil.

addPolietilenglicol

 

Miralax y productos similares actúan llevando agua al colon con el fin de evitar heces duras y secas, que son causantes de estreñimiento, traumatismo, sangrado, irritación y esfuerzo.

addAnalgésicos

Productos e venta libre pueden incluir Tylenol, Aleve, Motrin, aspirina y otros. Siga cuidadosamente las instrucciones en la etiqueta, ya que muchos de estos medicamentos pueden causar sus propios problemas. Por ejemplo, demasiada aspirina puede causar sangrado; demasiado Tylenol puede dañar su hígado.

addLubricantes

Generalmente se encuentran disponibles en forma de supositorios y están diseñados para añadir una sustancia “aceitosa” al revestimiento rectal con el fin de minimizar la irritación a las hemorroides cuando pasan las heces. La glicerina es un componente común.

addCremas protectoras

 

Esto son productos como jalea de petróleo (vaselina) u óxido de zinc. Se aplican en las hemorroides externas y en la piel circundante para proporcionar protección contra irritaciones e infecciones causadas por la sangre y la materia fecal que entra en contacto con la piel que rodea el ano.

Nuevamente, no utilice ninguna de estas preparaciones de venta libre durante más de una semana sin ver a su médico. Por un lado, usted necesita un diagnóstico preciso. Por otro, estos productos tienen su propia lista de efectos secundarios si se usan por mucho tiempo: erupción cutánea, inflamación, adelgazamiento de la piel, lo que puede conducir a sangrado e infección. Está bien darles una oportunidad, pero después de una semana…vea a su médico. ¡Es importante!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment